jueves, 27 de abril de 2017 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 
 
02/02/2010
El Gobierno porteño no le asigna un guardián  
Reclaman soluciones para la apertura y cierre de un paseo

Un vecino reclama al CGPC 11 que destine un encargado para abrir y cerrar el espacio verde lindero a la estación Devoto de la línea San Martín.


Debido a un accidente ferroviario que sufrió, Manuel usa una prótesis ortopédica, lo que complica aún más su vuelta a casa.

 

En el año 2000, el periódico publicó una nota en la que se relataba el accidente ferroviario que había tenido Manuel Mesa, un vecino de Devoto.  Diez años más tarde, el hombre volvió a recurrir a Devoto Magazine pero, esta vez, para pedir que las autoridades del CGPC local escuchen su reclamo y tomen medidas al respecto.

 

Al igual que muchos vecinos es usuario de la línea San Martín, ya que toma el tren para ir a trabajar todos los días. Pero, en varias oportunidades,  a la hora de regresar a casa, tanto él como muchos otros vecinos, se encuentran con que el paseo público que bordea la estación Devoto está cerrado. De esa manera, no pueden tomar  el camino que les permite a muchos  llegar de forma directa a sus viviendas.

 Como consecuencia del accidente que sufrió, Manuel debe utilizar una prótesis ortopédica para poder caminar. Debido a que tiene que cambiar el trayecto directo a su casa cuando vuelve del trabajo, el hombre se ve obligado a tomar otras vías alternativas, que no sólo son más largas, sino que también son peligrosas y pueden llegar a producir inconvenientes.

Al no poder acceder al paseo, cuenta que se ve obligado cruzar las resbaladizas escaleras de la estación para salir del otro lado y allí, volver a cruzar las vías. Eso implica un problema para él, ya que corre el riesgo de caerse. Además, está el peligro de ser asaltado al atravesar el pasadizo de la estación. Para evitar eso, cuenta que puede optar por extender el camino dando la vuelta para salir por Chivilcoy y Navarro, un lugar que es inseguro para caminar solo. “Si me llega a pasar algo, yo no puedo correr”, enfatiza Manuel. Y, si al llegar a la estación, se encuentra cansado y no está en condiciones de caminar demasiado, se ve obligado a tomar la opción más directa, pero la más peligrosa: caminar al costado de las vías, corriendo el riesgo de ser atropellado por el tren.

Esas son las razones por las que Mesa está reclamando desde hace años pero, lamentablemente, cuenta que las autoridades ni siquiera le contestaron a sus cartas y llamados.  

El terreno que linda con la estación da a los fondos de varias viviendas, por eso, es cerrado durante la noche para evitar el ingreso indebido de gente. Como el Gobierno de la Ciudad no destina a una persona responsable de abrir y cerrar el paseo, quien se encarga de ello en forma voluntaria es uno de los vecinos de la zona: Luis Dolcetti, quien lo abre y cierra desde hace ya dos años.

“Que quede claro, este reclamo no es contra Dolcetti, quien de buena fe abre y cierra el paseo”, explica Mesa, y agrega: “Mi queja es contra el Gobierno porteño y el CGPC 11, porque no sólo no brindan una solución, sino que, además, se niegan a atenderme”, concluye.

 

Antecedentes

Un logro grupal

para defender

El paseo lindero a la estación Devoto del tren San Martín fue recuperado debido al trabajo y esfuerzo de los vecinos, quienes lograron que de un terreno baldío, pasara a ser un espacio verde beneficioso para el barrio.

Sin embargo, eso generó algún debate entre vecinos debido a los problemas por su apertura y cierre. Según cuenta Mesa, en algunos horarios no puede ingresar porque el paseo está cerrado.

Dolcetti fue quien convocó a los vecinos del barrio para pedir que el terreno, en vez de estar abandonado, se convirtiera en una plaza.

En ese momento, se acordó con el Gobierno porteño que el horario sería de 8 a 19 y se le daría a Dolcetti una llave del paseo, por alguna emergencia. En un principio, había guardianes a cargo de abrir y cerrar las rejas, pero en el 2006 empezaron a escasear los planes trabajar y los guardianes desaparecieron.

Dolcetti, entonces, tomó esa responsabilidad ya que, de no ocuparse, este espacio permanecería cerrado. Es por eso, que no se le puede exigir que cumpla un horario.

En definitiva, algo que debería unir a los vecinos como un logro, no hizo más que generar alguna polémica. Todo gracias a una ineficiente gestión del Gobierno.

Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
 

 
 
 
Notas Anteriores

Almoraima
Beneficios de la Radiofrecuencia
.
EL PIE EN EL NIÑO
Consejos para el cuidado desde los primeros años
.
SABER BUSCAR AYUDA
Los otros problemas del corazón
.
LA CONSULTA TERAPÉUTICA
La orientación a padres
.
ELABORACIÓN DE DUELOS
La tristeza en los niños
.
EVOLUCION DE LOS LAZOS
Las pasiones en las parejas
.
EL EFECTO ANTI-EDAD
Activos disimuladores de arrugas sin ningún tipo de intervenciones
.
NUMEROLOGÍA
El 11, “Portal de iniciación”
.
TERAPIAS
Un nuevo método para combatir la adiposidad local
.
OBTENER UNA PIEL RADIANTE
Cuidados en la nueva temporada
.
 
 
 
Home   |   Edición Impresa    |   Info Zonal   |  Deportes   |   Empresas y Servicios   |    Salud   |  Educación   |   Gourmet   |  Moda y Belleza    |   Guía Comercial
Términos y Condiciones :: Como Anunciar :: Contacto :: Agregar como página de inicio
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2010  Editorial Francesa