lunes, 15 de octubre de 2018 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 
 
03/01/2018
TECNOLOGÍA  
Proyectos innovadores con alto vuelo

Charly Karamanian, junto a Alejandro Bollana, fueron finalistas del desafío CubeSat organizado por la NASA. Crearon un novedoso sistema de comunicación.


Charly Karamanian es contador, emprendedor y consultor en innovación, sustentabilidad y negocios con impacto positivo, tanto del sector público como del privado. Pero, fundamentalmente, es un profesional comprometido con la búsqueda del valor de la sustentabilidad en cada proyecto que desarrolla. La observación de lo que brinda la naturaleza es para él siempre una fuente de inspiración a la hora de plantear las ideas disparadoras de un nuevo proyecto.

Vecino de Villa Devoto durante 25 años, Charly Karamanian es finalista, junto a Alejandro Bollana, en el desafío propuesto por la NASA, CubeSat Challenge, cuyos ganadores se conocerán este mes. Es la segunda vez que este equipo argentino diseña una innovadora solución, siendo elegidos por la agencia espacial como finalistas para un desafío.  

Para el CubeSat Challenge ¿qué solución integral diseñaron? 

“Creamos una solución integral para dar soporte a las misiones de rescate de las fuerzas especiales de los Estados Unidos aplicando las siguientes tecnologías: Satélite repetidor laser geoestacionario, nano satélites del tipo CubeSat, blockchain, comunicación láser, fotónica integrada, propulsión por agua, drones, óptica compuesta, realidad aumentada, escáner de iris, conducción ósea del sonido y encriptación cuántica.

Utilizando nuestra solución un rescatista trabajando en un área afectada por un atentado terrorista o terremoto podría recibir todo tipo de información vital en tiempo real desde los CubeSats o drones directamente en su casco vía láser infrarrojo y ver mediante realidad aumentada (dentro de su campo visual) un mapa tridimensional de la zona, incluyendo las siluetas de la personas atrapadas bajo los escombros (tomadas por cámaras infrarrojas), la ubicación de sus compañeros y todo tipo de información relacionada a variables climáticas, ambientales y de coordinación de la misión de rescate”.

¿El colibrí, las abejas y la libélula fueron la fuente de inspiración?

“Para crear la solución para el primer concurso nos inspiramos en la naturaleza, particularmente en la rémora, la lamprea y la anaconda. Para resolver el CubeSat Challenge nos inspiramos en el colibrí, el águila, las abejas, el escorpión y la libélula.

Un día salgo al jardín de mi casa y encontré una libélula descansando en el toldo de la galería, me acerqué para observarla y lo primero que llamó mi atención fueron sus enormes ojos, allí estaba la respuesta. Los ojos de la libélula son compuestos y tienen casi 24.000 ommatidios (pequeños ojitos) cada uno. Cada faceta dentro del ojo apunta en una dirección ligeramente diferente y percibe la luz que llega de solo una dirección particular en el espacio. A partir de allí diseñamos un casco especial para las fuerzas especiales mediante el uso de elementos ópticos compuestos hexagonales para captar el haz de láser infrarrojo y además aprovechar la polarización de la luz como fuente adicional de navegación.

Ese mismo día me detuve a observar a un grupo de abejas zumbando alrededor de las flores. Esa fue la inspiración para crear el enjambre o constelación de nano satélites, utilizando tecnología Blockchain.

Luego, mientras regaba la huerta se acercó un colibrí. Entonces, relacionamos el vuelo estático del colibrí con la funcionalidad de los satélites geoestacionarios para conectar a los nano satélites con las estaciones base en la tierra. No lo podía creer; al rato llame a Ale para contarle sobre estos particulares momentos de inspiración y nos pusimos manos a la obra”.

Charly nació y vivió en Devoto hasta los 25 años. Fue al jardín de infantes San Francisco e hizo toda la primaria y secundaria en el Villa Devoto School. Hoy, a sus 41 años, vive en Cañuelas junto a su esposa Rita y sus hijos Sofía y Nicolás. “Del barrio tengo muchísimos buenos recuerdos: acompañar a mi madre a hacer las compras al viejo mercado del hogar obrero. Recuerdo en los´90 la matinée de Altromondo con la cabina de los Deejays que se elevaba con un sistema de pistones hidráulicos; ir a comer pizza a Marechiare, o las parrilladas en La Aldea, frente a la estación”.

 

Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
Home   |   Edición Impresa    |   Info Zonal   |  Deportes   |   Empresas y Servicios   |    Salud   |  Educación   |   Gourmet   |  Moda y Belleza    |   Guía Comercial
Términos y Condiciones :: Como Anunciar :: Contacto :: Agregar como página de inicio
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2010  Editorial Francesa