miércoles, 21 de noviembre de 2018 · Edición 5438
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
03/09/2014
CHARLA CON SEBASTIÁN “EL POLLO” VIGNOLO  
“Este fue un Mundial inolvidable”

El reconocido periodista cumplió su sueño en Brasil 2014: relatar una final del Mundo con Argentina como protagonista. Vecino y enamorado del barrio de Villa Devoto, confiesa: “Yo de acá no me voy nunca más".


 

Sebastián “El Pollo” Vignolo es una cara conocida en el ámbito del fútbol. Es que su destacado trabajo como relator y periodista deportivo lo han posicionado como uno de los más importantes del país.sus 39 años, este vecino enamorado de Villa Devoto y confeso hincha de All Boys vivió el momento más importante de su carrera: relató la final de Brasil 2014 con Argentina como protagonista.
 
La experiencia en Brasil 
“Fue un Mundial imborrable por cómo le fue al equipo, por jugar en Brasil, por muchas cosas. Yo todavía sigo pensando que Argentina fue campeona del Mundo”, con esas palabras sintetiza la emoción que sintió hace tan solo dos meses atrás.
Si bien no fue su primera experiencia en un Mundial –trabajó en el de Francia 1998, Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010–, Vignolo destacó que este año vivió algo único y que difícilmente vuelva a repetirse: “A mí la verdad que nos haya ido bien y que haya sido un Mundial con Argentina como protagonista fue lo mejor que me pasó. Este fue para mí un Mundial inolvidable”. Y destacó que, por momentos, le fue muy difícil separar al hincha del relator: “Contra Holanda me largué a llorar, me quebré, no podía creer que estábamos en la Final del Mundo. Lo digo ahora y se me pone la piel de gallina”. Y siguió: “Yo soñaba con eso, con relatar a Argentina en la final del Mundo, y obvio, que ganara”

Vignolo destacó que uno de los puntos más negativos de la Copa del Mundo fue el trato de los brasileños: “Hasta los colegas en la final del Mundo nos gritaron el gol en la cara. Los periodistas, y la gente en general, lo tomaron como algo casi de Estado”. También habló de la tragedia que atravesó su colega Tití Fernández: “Nos mató, fue un Mundial difícil en este aspecto, en lo emocional. Estábamos ahí arriba porque ganaba Argentina y eso fue un baldazo de agua fría”

Respecto al rendimiento del equipo, El Pollo opinó: “Por ahí el arranque no fue el mejor, pero después fue todo entrega, momentos de buen fútbol. Mascherano fue el fiel reflejo de lo que sentíamos nosotros afuera de la cancha, él lo transmitió adentro”.
 
Aunque el golpe de la final fue duro, Vignolo reconoce: “El bajón me duró hasta que volví a Argentina. Ver a los brasileros que festejaban, ver a los alemanes campeones…ahí sentí que perdimos la final. Esa noche no dormí”. Y agrega: “Me sentí segundo, pero cuando llegué a Argentina sentí que habíamos ganado. A los jugadores creo que les pasó lo mismo. Yo creo que se sintieron campeones del Mundo sin la copa. Va a ser algo inolvidable, van a pasar los años y la gente se va a acordar de este equipo”.

El club de sus amores
 
“Cuando mis viejos se separaron, vinimos a vivir a Buenos Aires. La nueva pareja de mi mamá era hincha de Racing y me llevó la cancha a ver Racing-All Boys porque me quería hacer de Racing”, explica sobre cómo nació su fanatismo por el Albo. “Yo le dije que me iba a hacer hincha del que ganara, y si bien iba ganando Racing 2-0, al final lo empató All Boys, y como vi que festejaron, me hice hincha”, explica. Así comenzó a ir solo a la cancha y a seguir al club. “Yo a All Boys no lo relato y nunca lo relaté en mi vida, sería un loco gritando y no relatando como corresponde”, bromea.
 
Sobre la situación del club, opina: “Cuando llegamos a Primera seguimos pensando como un club del ascenso. No crecimos institucionalmente como habíamos crecido deportivamente. Cuando eso no va de la mano, terminás chocando”.

Enamorado de Devoto
 
Yo de acá no me voy nunca más, soy un enamorado”, repite varias veces durante la charla. Si bien nació en Córdoba, desde que llegó a vivir a Buenos Aires siempre le resultó llamativo este barrio. “Yo veía Devoto y siempre quería vivir acá”, recuerda, y cuenta: “Acá levantás la vista y ves el cielo. En otros barrios, ves edificios. Soy un tipo privilegiado, puedo levantarme y venir a entrenar a la plaza. Esto no lo cambiaría jamás”. Y describe: “Es un barrio tranquilo, no hay estrés, yo acá viviría 100 años. Vengo, camino por la galería, voy al Café de la Plaza. Yo acá no
me aburro nunca”.




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa